Inicio » Prensa » IMAS contará con personas funcionarias autóctonas de los territorios indígenas

IMAS contará con personas funcionarias autóctonas de los territorios indígenas

30 de Noviembre, 2017
  • En el país existen 24 territorios indígenas y el 75% de la población registrada habita en 18 zonas.
  • Se contrató a 9 personas en el cargo de asistentes sociales y 3 profesionales en desarrollo social, autóctonas de los territorios indígenas.
  • Durante el I semestre del 2017 el IMAS invirtió más de 1.076 millones en la atención de 3.141 familias indígenas.

 

El Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) determinó la necesidad de contar con personas funcionarias indígenas para tener la capacidad instalada de articular una estrategia de desarrollo integral y hacer efectivo el acceso a los servicios institucionales, a los cuales por ley tienen derecho las familias indígenas en situación de pobreza y vulnerabilidad social de nuestro país.

Nueve personas asistentes sociales y tres profesionales en desarrollo social, son los perfiles de las nuevas contrataciones, quienes atenderán los territorios indígenas localizados –principalmente- en las áreas Brunca, Cartago y Huetar Caribe; respetando la cosmovisión, convenios, leyes y decretos que rigen a estos pueblos.

Estos territorios, en su gran mayoría se ubican en zonas de difícil acceso y con grandes extensiones de terreno, lo cual históricamente ha ocasionado que esta población permanezca excluida de la atención y de los servicios institucionales.

Desde las necesidades de la población indígena, los aspectos culturales, geográficos, institucionales y en la metodología de atención, el IMAS identificó oportunidades para orientar acciones estratégicas para la atención de los mismos. La facilidad para comunicarse con los miembros de la comunidad en su propia lengua, es una de las principales ventajas con las que contarán estos profesionales desplegados en el territorio.

La Vicepresidenta de la República, Ana Helena Chacón Echeverría, comentó que el Estado costarricense tiene una enorme deuda con los pueblos indígenas, y por ello realizan acciones que permitan avanzar en el respeto de los derechos humanos de esta población. “Estamos haciendo historia al romper paradigmas de atención en los pueblos indígenas. Con voluntad férrea nos hemos propuesto eliminar las barreras que impedían que estas comunidades accedieran a los servicios institucionales. Estamos respetando su idioma y su cosmovisión mediante un personal que conoce de primera mano estos territorios y sus necesidades. Con la incorporación de las personas asistentes sociales indígenas, claramente estamos haciendo inclusión social”, aseguró Chacón.

“Para garantizar la atención integral a las familias en territorios indígenas, se requiere de una comprensión de los aspectos culturales y contextuales de las familias, así como contar con los medios suficientes para llegar hasta las comunidades, y tener conocimiento amplio sobre el modo de vida y la dinámica de los territorios indígenas. Dichos elementos en su conjunto, garantizan la eliminación de la brecha cultural y una atención que contemple los intereses de las familias, desde un enfoque de derechos humanos”, manifestó el Ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y Presidente Ejecutivo del IMAS, Emilio Arias Rodríguez.

Camino a la inclusión social: asistentes sociales indígenas

Las personas asistentes sociales, tienen a su cargo la identificación de las familias indígenas, recopilación de datos, actualización de información, visitas domiciliarias, aplicación y digitación de la Ficha de Información Social (FIS) y diversos trámites derivados de la gestión institucional. Asimismo, son el apoyo de las personas profesionales en desarrollo social, cogestoras sociales y el puente entre las instituciones y las familias, para ofrecer una atención preferente. Además, facilitan el desarrollo de capacidades, dan seguimiento al cumplimiento de los logros básicos de las familias; y motiva y orienta al mejoramiento de su vida.

Las personas profesionales en desarrollo social, se encargan de la articulación de las acciones que desarrollan las personas asistentes sociales indígenas, y de concretar el acceso de la oferta programática y dar seguimiento al proceso, el cual debe ser sistemático y organizado, según las particularidades de los territorios.

Estas personas funcionarias cuentan con un contrato bajo la modalidad de servicios especiales, aprobado por la Autoridad Presupuestaria, durante el II semestre del presente año, destacándose en Buenos Aires, Corredores, Coto Brus, Turrrialba, Limón y Talamanca.

Como requisito para su contratación -adicional a los requerimientos académicos- se solicitó que fueran integrantes de la comunidad indígena en la cual prestaran sus servicios y hablaran tanto la lengua autóctona como el español, para lograr el enlace entre dicha comunidad y la institución.

A los profesionales en desarrollo social, se les solicitó un título universitario afín; y a las personas asistentes sociales, el bachillerato en Educación Media o titulo equivalente y capacitación en paquetes informáticos de oficina, o conocimientos prácticos en ese campo.

Durante el año 2017, el IMAS ha atendido a 3,141 familias indígenas, lo que representa una inversión superior a los ₡1.076 millones en la asignación de la oferta de servicios de la institución.

En el Caribe se registra la mayor inversión presupuestaria de ¢428,304,390, seguida de la región Brunca con un monto de ¢401,482,380, y finalmente Cartago con un valor de ejecución de ¢158,205,284.

El servicio con mayor ejecución presupuestaria es Atención a Familias con el 46.20%, seguido por Avancemos con un 41.67% y Procesos Formativos con el 4.26%. También, la Administración subsidia cursos de lengua Cabécar a personas funcionarias de la Unidad Local de Desarrollo Social de Turrialba, que atienden zonas indígenas.