Más de ₡582 millones llegaron a los hogares de pescadores artesanales en tiempo de veda

  • Subsidio otorgado por el IMAS benefició a 1.373 personas durante los tres meses de veda: junio, julio y agosto.
  • “El respeto a la veda y la protección de las familias por parte del IMAS es un pacto de sostenibilidad económica, social y ambiental”, afirmó presidente ejecutivo de la institución.
Imagen de personas pescadoras procesando el producto marino.

El Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) realizó el depósito de 190.530.000, correspondiente al tercer y último pago del subsidio de veda, monto que fue distribuido entre 1.180 personas pescadoras y ayudantes que suelen trabajar en la zona del Golfo de Nicoya.

 Con este tercer desembolso, el IMAS concluye por este año la ejecución del subsido por veda pesquera, alcanzando una inversión en estos tres meses de 582.320.000.

El IMAS otorga un subsidio mensual de 145.000 a cada pescador en junio, y julio agosto en coordinación con otras entidades que permite verificar los requisitos que deben cumplir las personas beneficiarias: estar certificadas por INCOPESCA, cumplir con la normativa del IMAS, estar al día con la CCSS y realizar el trabajo comunal, proceso certificado por las autoridades acuícolas.

“En este 2021, el IMAS ha acompañado a más de 1.300 personas trabajadoras del mar y sus  familias en tiempos de veda en las provincias de Puntarenas y Guanacaste. Apoyamos la protección de su entorno ambiental inmediato y de sus medios de vida, garantizando la tranquilidad de contar con los recursos necesarios para atender sus necesidades básicas mientras se da la recuperación del ecosistema marino”, manifestó Juan Luis Bermúdez Madriz, ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y presidente ejecutivo del IMAS.

“Ese respeto a la veda acompañada de protección social es un pacto ejemplar de sostenibilidad económica, social y ambiental”, subrayó.

3946